sábado, 26 de junio de 2010

¿Por qué comemos heces?

Llegamos a sábado y “Aventuras a cuatro patas” os quiere resolver la duda de la coprofagia, esa tendencia a comer las heces propias o de otros animales. Este artículo de hoy está dedicado a Drake, un compañero amigo que nos dejó ayer.


Muchos propietarios de compañeros se han dado cuenta de que sus perros comen heces o excrementos, bien sean los propios o los de otros perros o especies. Dentro de que los propios especialistas no encuentran un motivo concreto pero nosotros queremos explicarlos las causas que puede haber:


1. Este tipo de comportamiento se puede observar en la hembra que ha tenido crías; se considera que o bien es por higiene, o incluso por una herencia de los ancestros que realizaban las madres para esconder la presencia olorosa de sus crías a posibles depredadores y así no encontraran a la camada. Esta actitud en las hembras se considera normal.


2. Algunos especialistas se han inclinado a pensar que los compañeros que tienden a la coprofagia es por aburrimiento y que esperan llamar la atención de su dos patas. El humano reaccionaría ante tal hecho y nosotros pensaríamos que estamos acaparando su atención. Los especialistas creen que esta tendencia en algunos compañeros se da en aquellos que salen poco a pasear, están confinados…


3. También se considera que puede ser por imitación:

-Vemos que nuestro dueño recoge las heces y nosotros “repetimos” la acción.

-Vemos a otro cuatro patas haciéndolo.


4. Otros expertos también se han inclinado por un tema de dominancia: el compañero sumiso comerá los excrementos de los cuatro patas más dominantes.


5. Otra de las teorías se inclina a que buscamos en las heces de otros perros o animales equilibrar alguna deficiencia en nuestra alimentación. Recordad que antes nuestra dieta era de animales carnívoros y puede que en ocasiones nuestra comida esté exenta de ciertos nutrientes.


Quitando el motivo de una hembra recién parida, es recomendable que si veis esta actitud en nosotros, acudáis al veterinario, para que os dé la posible explicación.


Debéis tener en cuenta que la ingesta de excrementos puede complicar nuestra salud:

1. Ingestión de parásitos internos.

2. Larvas, moscas, gusanos.

3. Enfermedades como la hepatitis o el parvovirus se transmiten a través de los excrementos.


Os preguntaréis: ¿Cómo se puede evitar?


1. Limpieza en los lugares donde vivamos, para que no nos comamos nuestras propias heces. Evitar recoger nuestros excrementos cuando estemos delante, así no imitaremos la acción.


2. Una determinada medicación que os mandaría vuestro veterinario.


3. En los compañeros que se comen sus propios excrementos: colocar una especia o salsa picante en las heces para que sintamos aversión. Conviene consultarlo con el veterinario.


4. En compañeros que quieren llamar la atención: ignorar la acción de la ingesta.


5. Bozal en los paseos o correas extensibles que os permita tenernos más controlados.


6. Distracción: cuando vayamos a comer el excremento, llamarnos, jugar con nosotros para que así haciendo algo positivo nos demos cuenta que no comer las heces es algo que puede ser premiado.


Esperamos poder haberos sido de ayuda.


Estamos en contacto en:


Email: redaccionaventurasacuatropatas@gmail.com


En nuestra página oficial en Facebook: http://www.facebook.com/group.php?gid=115670311800572#!/pages/Aventuras-a-cuatro-patas-Magazine-online-sobre-perros/126657224020697?ref=ts


En Twitter: http://twitter.com/Aventuras4patas


Lametazos

3 comentarios:

lanosgz dijo...

Tango lo ha hecho en tres ocasiones y siempre con cacas de humanos, la verdad es que fue bastante asqueroso, la última vez ibamos de paseo por un parque enorme que hay cerca de donde vivo, es dificil evitarlo porque como hay algunos dos patas muy cochinos que hacen sus cosas donde no toca pues claro tienes que andarte con 4000 ojos, enfin la unica solucion que pude darle es ponerle el bozal a ver si asi asocia que eso está mal, ya veremos... Un saludo!

Cris dijo...

Anda, de todas estas explicaciones solo habia oido la de falta de nutrientes y quieren compensar

Como conozco de algunos casos que se comen la caca de gato, que su comida preparada tiene mas proteinas que la de perros y normalmente les gusta mas a los perros, pues encontraba que era una explicacion logica.

Otra explicacion que habia oido es que cuando riñes al perro para que no se haga caca en casa, puede ser que el perro deduzca que el dueño no quiere que haga caca y para borrar el cuerpo del delito y "acontentar a su dueño" ... lo come, bueno, mas o menos.

A menudo reñimos al perro por hacer caca en casa sin que antes lo hayamos premiado por hacer caca donde toca y vosotros no entendeis que queremos q no hagais la caca en casa sino que no queremos que hagais caca o algo asi ...

Bueno, quizas sea una tonteria y ahora no recuerdo muy bien de donde la saqué... jajajaja

Ahora asi escrito suena un poco absurdo jajajaja

Saludos!!!

Cuatro patas dijo...

Para nada suena absurdo Cris...
Muchas veces por imitación algunos cuatro patas podemos llegar a hacer algo.

Es algo normal, muchos cuatro patas lo hacemos... aunque es necesario controlarlo porque muchas heces pueden llevar gusanos y demás.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.