domingo, 13 de junio de 2010

Harley, la reencarnación de un buen amigo

“Aventuras a cuatro patas” llega al final de la semana con su reportaje y esta vez no tiene de protagonista a un cuatro patas perruno sino a un felino. Es la historia de Harley.


Todo empieza un puente de diciembre del 2006, cuando Alberto, uno de los protagonistas de este relato sale a pasear con parte de la redacción, desgraciadamente nuestro querido redactor honorífico Scooby ya nos había abandonado (http://aventurasacuatropatas.blogspot.com/2010/04/la-vida-de-scooby.html)



Metido en sus pensamientos, este dos patas no notó que algo negro cruzaba la calle rápido y veloz para saltar a un árbol; pero nosotros que somos muy listos sí notamos que eso que pasó no era ni más ni menos que un gato negro… y en ese momento no nos gustaban mucho. ¡Guau!


Ojo, que este pequeño en un principio quiso hacer allanamiento de morada y encima con nocturnidad… y claro eso no nos gustó nada, así que nos pusimos a ladrar como locos; resultado: los dos patas salieron y vieron a la susodicha bola negra balancearse al ritmo del “Miau…Miau”.


¡Imaginaros el escándalo! Nuestros dueños, en maniobras increíbles, consiguieron agarrar a este peludito e invitarle educadamente a abandonar nuestro hogar (nadie le había enviado invitación alguna).


Pero nuestro amigo era muy descarado en ese momento, y a las 15 o 20 minutos repitió la maniobra ¡qué gato! Y claro nosotros volvimos a empezar a ladrar y a aullar: de nuevo montando un escándalo tremendo.


Como estábamos casi en pleno invierno, era muy de noche, y el ruido que organizábamos… nuestros dos patas ya hicieron la invitación formal al minino, debido también a que en tal situación no había tenido un mal comportamiento; las cosas como son.


¿Por qué se llama Harley? Su primera noche, se dedicó a estar todo el tiempo restregando su cabeza contra la barbilla de Alberto con un ronroneo y un volumen elevado, que recordaba a la famosa moto. Nuestro compañero eventual de casa fue llevado al veterinario, donde les confirmaron que tenía 4 meses, que tenía pinta de casero y que desgraciadamente nadie había hecho un llamamiento por algún gato desaparecido.


Los dos patas de nuestro hogar decidieron esperar una semana para que el “doctor” pudiera averiguar e investigar de alguna posible desaparición; y mientras tanto todos intentamos hacerle la estancia lo más fácil posible: arenero, comida especial… ¡qué afortunado!


Cuando volvieron al especialista, desgraciadamente tenía malas noticias; nadie reclamaba a Harley y sólo les quedaban tres opciones: regalarlo, darlo a un refugio o bien que se quedara con nosotros. Y de nuevo, llega la generosidad del hombre, esa que hace darnos oportunidades y entregarnos una nueva vida: le dimos asilo político, chip, vacunas y un hogar, que es también el nuestro, el de los redactores de “Aventuras a cuatro patas”.


A día de hoy, Harley se independizó junto a Alberto, y aunque les echamos de menos, de vez en cuando vienen a visitarnos y ahora comparten vida con otro nuevo amigo felino adoptado: Talin.


A nuestro ex-compañero de casa, le enseñamos las buenas costumbres: hay que saludar a los dueños cuando entran por casa, dormir con ellos, acudir cuando nos llaman y sobre todo dar a nuestros dos patas el mayor amor del mundo. Y Harley lo ha aprendido muy bien.


Esta es la historia de las oportunidades, de cómo la muerte de nuestro compañero Scooby nos trajo a un nuevo amigo más, del que un principio desconfiamos pero que al final empezamos a querer.

Hoy Harley y Talin os piden también que deis oportunidades y opciones como las que recibieron ellos, conocen muchos casos y os piden vuestra ayuda con un maullido. Aquí conocen a compañeros felinos que necesitan lo que ellos han recibido: AMOR http://www.facebook.com/group.php?gid=118165488212039&v=wall&ref=mf#!/album.php?aid=14541&id=100000114921112&ref=mf

Estamos en contacto en:


redaccionaventurasacuatropatas@gmail.com


En nuestra página oficial en Facebook: http://www.facebook.com/group.php?gid=115670311800572#!/pages/Aventuras-a-cuatro-patas-Magazine-online-sobre-perros/126657224020697?ref=ts


En Twitter: http://twitter.com/Aventuras4patas


Lametazos

2 comentarios:

Mystica^- dijo...

Preciosa historia..
A estas horas de la mañana y yo ya de mala leche.. esta mañana en mi barrio 3 perros abandonados..

Es terrible luchar contra elementos.. ¿por qué somos así los humanos? ¡¡No me entra en la cabeza!!

Cuatro patas dijo...

Por suerte, aunque haya humanos que no se merecen tal definición, en el mundo queda mucha esperanza y mucha gente que lucha por nuestros derechos, el de los animales.

Los sentimientos de nosotros, los perros, y en general, los de cualquier animal, son más puros: no tenemos dobleces, ni jamás os abandonaríamos.


Por suerte, Mystica, Harley y Talin, encontraron un hogar, y no sabes lo felices que son ahora.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.