viernes, 5 de marzo de 2010

Primeros días… primeros descubrimientos


Y seguimos dos patas hablando de los primeros momentos en nuestra nueva ubicación; tanto si somos adultos como si somos cachorros debéis entender que supone un cambio muy grande como os podría pasar a vosotr@s si cambiarías de lugar de residencia, poneros en nuestro lugar por un momento.

Antes de comprar/adoptar o cualquier otra forma de adquirir a un “peludo”, pensadlo bien. Humanitos, nosotros también tenemos sentimientos y se nos debe dar una vida plena, tranquila y digna.

Para cualquier “peludo” los primeros días en su nueva estancia son de desconcierto, son nuevos olores, nuevas voces, nuevos tactos, todo de repente ha cambiado para nosotros, pero no quiero decir que vaya a ser peor.

Por esta razón dos patas, debéis estar preparados para saber que no venimos con la lección aprendida, que no sabemos hacer “sit” o “dar la patita” sin más; necesitamos ir conociéndonos día a día… para así formar el equipo perfecto durante toda la vida.
Va a ser muy normal que nos hagamos nuestras “cositas mal olientes” en cualquier sitio, nadie nos ha dado un google maps que nos dijera donde hacerlo, explicádnoslo con paciencia y veréis que poco a poco sabemos donde es… ¿o a vosotr@s no os enseñaron a hacer cositas en un orinal? Pues es lo mismo. UN TRUCO: llenad un papel de periódico con un poquito de nuestro orín y sacadlo a la calle donde nos vayáis a sacar a pasear o donde queráis en la casa que “tengamos nuestro momento íntimo”… así de esta manera reconoceremos nuestro propio olor y sabremos que ahí SI SE PUEDE; pero por favor con paciencia… que en seguida lo sabremos.

¡OJO! Aunque existan superperros o supermascotas en pelis y demás nosotros no tenemos supervejigas… ¿tú aguantas muchas horas sin ir al baño? Pues nosotros tampoco, y más si es muchísimo tiempo, así que perdonadnos si alguna vez hay algún “pequeño escape”. Por favor comprenderlo.
Como los dos patas, a nosotros nos encanta salir, ¡no podrías imaginaros la de cosas que descubrimos! Olores, perros nuevos, gente nueva, cosas que temíamos y aprendemos a no hacerlo. Desde el principio, sacadnos a pasear es bueno para nosotros y para vosotros… tanto gimnasio, tanta cinta andadora, tanto aerobic… ¿no será más sano y GRATIS salir a caminar con nosotros?

Como os ocurre a vosotros humanitos, a nosotros también nos gusta conocer amigos y hacer amistades, desde que tengamos las vacunas, deberíais comenzar con nuestra sociabilización, esto es muy importante porque formará nuestro carácter en el futuro.
Cuando nos acerquéis a otro peludo, preguntad antes al dueño si nos podemos acercar, mirar su comportamiento, si gruñe, si se eriza, si mete el rabo entre las piernas (en próximos post os explicaremos que significa todo eso). Como en vosotros hay mascotas más sociables que otras pero al menos debéis intentar que al ser adultos no haya casos de altercados, pero todo esto se merecerá otro post.

Tema de las comidas: consultad con el veterinario, él siempre es el que sabe más, pero cuando solemos ser cachorros podemos realizar dos o tres tomas de comidas, y al ser adultos una toma, que siempre dependerá de nuestro peso. Hay diversas marcas, también dependerá de vuestro presupuesto.

¿Y ese hombre de bata que nos va a palpar por primera vez? Procurad antes de nuestra primera visita darnos un paseo algo largo para estar relajados y más cansados porque para algunos de nosotros es un poquito de miedo… qué vais a decir vosotros, que os da miedo ir al dentista  En la primera visita haced todo tipo de preguntas, como limpiarnos las orejas (muy importante), los dientes, vacunas, desparasitaciones, cepillado… ufffff un largo etc. Cuando salgamos de la clínica, dadnos un acuchón o una golosina para que aprendamos que esa visita nos es nada malo.
Y como es viernes… y tenemos planes… los peludos os dejamos por hoy.
Hasta mañana. Lametazos.

1 comentario:

lanosgz dijo...

Me encantan las fotos!!!! Y lo escrito claro.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.